domingo, 26 de abril de 2009

La tensión

La tensión es la variable dinámica de las imágenes fijas. Siempre es producida por los propios agentes plásticos encerrrados en la composición, y la imitación mimética del movimiento real no siempre consigue adoptar dinamicidad o tensión a la imagen.

Es sabido que el equilibrio estabiliza cualquier composición; alquien podría pensar que al desastibilizarla se produzca una cierta energía manifiesta como una tensión dentro de la imagen, pero esto es un camino equivocado.




Para que se cree la tensión, hay varios elementos activadores de los que depende la dinámica en la imagen fija:
  • LAS PROPORCIÓNES: toda proporción que se percibe como una deformación de un esquema más simple, producirá tensiones dirigidas al restablecimiento del esquema original en aquellas partes o puntos donde la deformación sea mayor.
  • LA FORMA: las formas irregulares son las más dinámicas. Dentro de este tipo de formas, la tensión se producirá en las partes menos consistentes de los objetos o de sus imágenes. El mismo mecanismo que producía la tensión en las proporciónes es el hecho dinamizador en las formas: la deformación.
  • LA ORIENTACIÓN: la oblicuidad es la más dinámica de las orientaciónes espaciales, el dinamismo que se ve muy aumentado en el caso en el que la orientación no sea común del objeto que se representa.
  • EL CONTRASTE CROMÁTICO: muchas imágenes basan su dinámica en la tensión que produce el contraste cromático.
  • LA PROFUNDIDAD: al crear un movimiento aparente se produce cierta tensión.
  • LAS SINESTESIAS: acústicas y táctiles, presentes en algunas obras, crean cierta tensión.

Ésta información la he sacado del libro de Justo Villafañe "Introducción a la teoría de la imagen".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada